Asociación Dona Senyal

Inicio

Higiene y salud de los pies





Síguenos en:

Incidencia del calzado en la salud

por Ferran Bonet, reflejoterapeuta desde el año 1981, creador del sistema UMA® (una apuesta definitiva por la salud) que permite una reeducación Postural, Energética y Actitudinal. El sistema UMA® basa su eficacia, en el reconocimiento de lo natural como fuente de equilibrio y bienestar. El método UMA® es amable, seguro y eficaz, reduce el estrés e incrementa la vitalidad. Este sistema  incluye:
                                                      • Masaje y automasaje                   • Meditación
                                                      • Tai Chi, Chi Kung y Kung Fu         • Nutrición...
 

La población mundial, en general, utiliza un calzado inadecuado, con los consiguientes trastornos (alteraciones, deformaciones y disfunciones) para la salud.
El hecho de que en los países industrializados, sea donde se gasta más en calzado, al tiempo que su adecuación, tanto al pie del usuario, como al entorno es deficiente; coincide con la gran cantidad de trastornos y molestias derivados del uso de un tipo de zapato que en la mayoría de los casos, únicamente responde a cuestiones estéticas o culturales, mostrando la gran dependencia de los criterios impuestos por los diseñadores. Además de una total ignorancia del principio, sabiamente expuesto en el dicho popular de que quien mal anda mal acaba; y que sin entrar en su interpretación moral podríamos traducir por “ quien mal calza, mal anda y quien mal anda, mal acaba”.

Ya hace décadas que los pediatras recomiendan, la observación y cuidado de los pies en la infancia, con sencillos consejos como no incitar a andar al niño hasta que no haya fortalecido toda la estructura que le permitirá sostenerse de pie y caminar, evitando así deformaciones difíciles de modificar en una edad mas avanzada; otra recomendación es la de no encerrar el pie en zapatos rígidos, los cuales, en vez de estimular el fortalecimiento y correcto desarrollo de los músculos, que sostienen los arcos longitudinal y trasversal del pie, le crean unas horribles molestias, además de debilitarle las paredes musculares internas y externas del pie.

También se extiende la costumbre por parte de los padres/madres, de masajear los pies de sus hijos, lo cual además de repercutir positivamente en la motricidad de la criatura y su salud general, también refuerza los lazos afectivos y potencia su autoestima, tan importante para su equilibrio emocional, el correcto desarrollo de su carácter y la maduración de su personalidad.

Es muy importante el temprano establecimiento de pautas de comportamiento saludable en l@s niñ@s. Para ello, además del baño y el frecuente corte de uñas, (para evitar desagradables roturas y molestas deformaciones), algo tan simple y concreto como entretenerse en limpiar las pelusitas que suelen dejar los calcetines entre sus deditos y/o masajear con aceite sus pies.

A pesar de que un pie sano conserva siempre su forma natural, la moda nos obliga a veces a utilizar zapatos de forma antinatural, y como consecuencia de eso se producen Hallux Valgus (juanetes), deformaciones de los dedos, pies fríos y trastornos de las zonas reflejas.

Un zapato que sea anatómico, deberá acoplarse a la forma del pie. Los zapatos que acaban de forma puntiaguda y comprimen los dedos del pie, pueden ocasionar innumerables trastornos:
  - Cefaleas (migrañas).
  - Dolores de nuca y hombros.
  - Sinusitis.
  - Trastornos de los ojos y oídos.
  - Sentido del equilibrio alterado.
  - Quistes en el pecho.
  - Trastornos en la cisterna de Pecquet, falta de leche materna (trastornos en los conductos galactóforos).
  - Tiroides alterado.
  - Afecciones de las vías respiratorias.

Un calzado inadecuado, no solo altera la estructura y los tejidos del pie, sino que también afecta el riego sanguíneo y la inervación de los órganos, motivo de contracciones, dolores y disfunciones.

Un zapato apropiado para el pie, se acoplará al mismo. Tacones altos no son aconsejables, el material debe ser de tela natural o cuero y no sintético, el pie debe respirar. El zapato debe permitir el movimiento pie, los “zuecos” tradicionales, no son sanos, ya que limitan la flexión del pie.

Las plantillas ortopédicas son las muletas de los pies, no dejan ejercitar los músculos y las almohadillas del pie y por tanto lo atrofian. Toda musculatura y también la del pie solo a través del ejercicio físico continuo puede mantenerse elástica y resistente. Por tanto los pies planos no deben ser tratados con plantillas, sino con ejercicios de caminar sin zapatos y masajes. Esto es de vital importancia en el caso de l@s niñ@s.

El sistema UMA® está a tu disposición en:

· Centre UMA®, C/ Walt Disney, 9 Oliva (Valencia). www.uma-univers.com. T. 962851912

· Llar de Llum
, C/ Badaluque, 11 Torre del Compte (Teruel). www.llardellum.com. T. 978854916.

 


 

Volver al inicio


 

 

 





TEXTOS

La siesta inteligente

El llanto de los bebés

Multivitaminicóctel

Respira fácil

Sanar con agua

Mujer y estrés

Sun Gazing: mirar al sol

El cloruro de magnesio

EcoBola de lavar, EcoDucha y Cepillo con Xylitol

Controversia sobre la fluoración del agua de consumo

Entrevista a Ghislaine Lanctôt

Vive sin dioxina

Lo mejor de ti

Calzado y salud

Consumo de langostinos

La estevia

Coches eléctricos

Entrevista a economistas sobre la crisis financiera

Felicidad contagiosa

El ascorbato de calcio

Baños de pies

Usos de la ceniza